La Disciplina Vencerá la Inteligencia. Empodérate y Hazlo


!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0];if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=”//platform.twitter.com/widgets.js”;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document,”script”,”twitter-wjs”);

Compartir

                                                             

“La disciplina tarde o temprano vencerá a la inteligencia”

Este viejo proverbio japonés esconde una verdad aplicable al éxito en los negocios y de todo un país.

En República Dominicana y en otros países, estamos habidos de disciplina. Hay mucho talento, pero también mucho desorden. 

Según el autor del libro “Diario de un Genio” , Víctor Familia,
 conferenciante transformacional y consultor empresarial,  la disciplina es “hacer las cosas cronológicamente conforme la hemos planeado, inclusive, aquellas cosas que no te gusta hacer pero las hace, porque por ellas y a través de ellas es que puedes lograr las metas y los objetivos que te has planteado”.

Lo común es pensar que el talento es más importante. A fin de cuentas, un desordenado listo tendrá más éxito que un ordenado promedio, ¿no?
Pues NO. La ciencia no miente.

Los doctores Angela Duckworth y Martin Seligman de la Universidad de Pennsylvania se plantearon precisamente la pregunta de qué factor es más importante para el desempeño académico: el coeficiente intelectual (IQ) o la disciplina.

Tomaron a 304 estudiantes de segundo de secundaria y les aplicaron pruebas de IQ y de autocontrol (para evitar sesgos, estas últimas aplicadas no sólo a los jóvenes, sino a sus maestros y padres).

Siete meses después, los resultados fueron contundentes. Los estudiantes con más autocontrol fueron dos veces más exitosos que los inteligentes indisciplinados.

Analicemos a un país que se transformó en potencia en apenas 50 años: Japón. A pesar de los problemas actuales de la economía nipona, en el largo plazo su desempeño es impactante.

Basta recordar que la nación asiática quedó en ruinas tras la segunda guerra mundial. En dólares constantes del 2000, su Producto Interno Bruto (PIB) per cápita en 1950 era de apenas 7 mil dólares, la mitad del de Estados Unidos (EU).


Para el 2012, su PIB per cápita se multiplicó por 5.6, alcanzando 39 mil 578 dólares, 5 por ciento más que EU. Muchos atribuyen esta dramática transformación a la genialidad japonesa. Sin embargo, para el líder social colombiano-japonés Yokoi Kenji, el éxito de Japón se debe más a la disciplina que a la inteligencia.

Lo que encontró le sorprendió. “Me sentí muy alegre (el primer día de clases). Los niños reían igual, se empujaban igual, discutían igual. Pero cuando inició la clase, todo cambió. Se sentaron, nadie hablaba con el de al lado. Escuchaban y apuntaban todo. Todo lo hacían sin que les dijeran”, comentó Kenji en una charla.

Según Kenji, a los japoneses no les interesa ser inteligentes, sino disciplinados, porque esta virtud les garantiza el éxito.

Y la historia parece darle la razón: el liderazgo tecnológico japonés no se dio por un chispazo de brillantez, sino por una tesonera y militar disciplina.

No inventaron los transistores, los radios, motocicletas o automóviles. Sólo los copiaron y los mejoraron tanto que se convirtieron en tecnólogos de punta.
“Todo lo que llegaba a las manos de los japoneses lo mejoraban gracias a su disciplina. Es un pueblo disciplinado a muerte”, concluye.

Los que sí somos inteligentes, somos los latinos. Aunque en su charla Kenji habla de Colombia, haga de cuenta que está retratando a México. A nuestro ingenio, energía y chispa.

Pero también a la muy común informalidad y falta de disciplina de muchos de nuestros hábitos. Si la disciplina es valiosa para una nación, imagine lo que es para una empresa.

Piense usted en compañías exitosas y seguramente encontrará no sólo talento, sino enfoque y orden.

En el mundo internacional, Apple es un ejemplo indiscutible de talento. Pero si leyó la biografía de Walter Isaacson sobre Steve Jobs sabrá que el genio tenía una disciplina que rayaba en lo enfermizo en los detalles de la ejecución de sus productos.

El gurú de las inversiones (y rendimientos) Warren Buffett es famoso por su enfoque disciplinado de inversión basada en valores fundamentales de una empresa.

Amazon ha transformado la manera como se compra en Estados Unidos y en el mundo con un detalle y enfoque preciso de logística y distribución que opera como reloj suizo.

La regiomontana Femsa es una de las empresas con mayor crecimiento en su valor de capitalización de los últimos años a través de un enfoque claro de mercado y una operación ordenada.

Y así sucesivamente: la disciplina termina por imponerse a la inteligencia desordenada.

By |2016-11-28T19:50:24+00:00diciembre 15th, 2014|Sin categoría, Sin categoría|0 Comments

About the Author:

Víctor Familia es un destacado conferenciante transformacional, internacional. Ha logrado ayudar a transformar a miles personas en los últimos años, ayudando a que cambien la manera de ver la vida y los negocios y se mantengan enfocadas en lo que realmente quieren lograr. Cuenta con más de 15 años de experiencia en desarrollo de personas; gerencia empresarial y consultoría de negocios. Es asesor empresarial, en temas de marketing, emprendimiento, gerencia, liderazgo y otros temas. Ha disertado en más de tres ocasiones ante más de 1,500 personas, en escenarios donde lo han hecho los más reconocidos conferencistas mundiales. Santo Domingo, Miami, NY y Dallas, Texas. En este último reconocido como uno de los dos conferenciantes más destacados, dentro de más de 11 ponentes. Su pasión por ver cambios progresivos y positivos en las vidas de las personas y las empresas, lo llevó a escribir el Best Seller en Amazon.com en la categoría de Transformación Personal “Diario de un Genio”, en español e inglés. Dicho libro ha recibido las más altas valoraciones en Amazon y GooglePlay), de lectores de diversas partes del mundo. Creador de un sistema de conferencias totalmente renovador, VIVERENCIA. Dentro de este, diversos productos para transformar la mediocridad en excelencia. Creador de novedoso workshop Piensa al Revés y Vende Millones. Familia es un profesional que implanta paradigmas, su novedosa disertación en los medios sobre las empresas irracionalmente responsables, ha causado revuelo. De lo que se trata es de crear empresas desde las emociones de los clientes internos y externos y no estructuralmente, como se conoce hoy día. Entendiendo que la facilidad organizacional debe ser una filosofía, no estadía. Es un profesional entregado y le apasiona todo lo que hace, cuenta con una vasta experiencia dentro del mundo de los negocios y es un exitoso asesor empresarial. Ha sido entrevistado y ha disertado en diversos foros nacionales e internacionales, en temas como: Aprende y Emprende. El Corazón del Emprendedor, Liderazgo Transformacional; Pensar al revés para Vender al Derecho. La Excelencia como eje de todas las decisiones. Haciendo Marketing como los clientes mandan, en fin, en muchos otros temas más, tanto de transformación personal como del mundo de los negocios. Es Lic. en TICs y cuenta con un Master en Makerting de una de las universidades más importantes de Latinoamérica, INTEC. Esta certificado bajo programas ISO. Es catedrático universitario, tanto en grado como en maestría. Se ha formado en las Universidades INCAE e INTEC en temas concernientes a Retos Gerenciales y Tecnológicos en la Nueva Economía. Además en la Universidad de Virginia (USA) en Estrategias de campañas de marketing político y empresarial. Es Tutor Virtual certificado. Entre muchas otras certificaciones en diversas aéreas del saber. Los medios de comunicación también le apasionan; participa activamente en la TV y la radio. Ha escrito múltiples artículos de transformación personal, liderazgo y el fascinante mundo de los negocios en prestigiosos medios impreso.

Leave A Comment